La Real Academia de la Historia ha desinfectado sus instalaciones con COUNTERFOG®